Movimiento Al Socialismo
Instrumento Político por la
Soberanía de los Pueblos

2009, año en el que Bolivia garantizó su soberanía

Educacion

El final de un pasado oscuro
Desde que Evo Morales asumió la Presidencia de Bolivia, prometió serias transformaciones en el país para garantizar la estabilidad económica. Su gobierno comenzó por adoptar una nueva ideología política que permitió al Estado administrar las riquezas en todo el territorio boliviano.
Los gobiernos anteriores y de tendencia neoliberal, dieron prioridad a los intereses de empresas transnacionales que operaban desde países como Estados Unidos y otros del continente europeo. La explotación y comercialización de los recursos naturales beneficiaban más a estas empresas que al mismo Estado, algo demasiado injusto para un país que no lograba frenar la extrema pobreza.
Decisiones sumamente nefastas como la privatización de empresas y la apertura al libre mercado, terminaron con las pocas fuerzas que todavía le quedaban a Bolivia. La situación económica era tan inestable que la población se cansó y comenzó a manifestarse.
Asumida la nueva ideología por el gobierno de Evo Morales, las cosas comenzaron a cambiar y el país brotó de las cenizas. La Constitución Política aprobada en 2009 no es más que la visión de país que tantos bolivianos anhelaron.
Con la nacionalización de empresas estatales y otras medidas administrativas promovidas por el gobierno, Bolivia empezó una nueva era en la que no dependía de otros países para superar la crisis económica en la que nos habían sumido los anteriores gobiernos.
La voz del pueblo y su innegable inteligencia
Después de la crisis de 2003 y la huida de Gonzalo Sánchez de Lozada, el pueblo vio la necesidad de hacerse escuchar. Para que un país progrese y enfrente sus problemas, es indispensable la participación popular.
En 2005, muchos líderes de diferentes regiones del país, entre ellos Evo Morales, sugirieron una asamblea constituyente, la misma que se dio y tuvo un rotundo éxito. De esta misma germinó la actual Constitución.
¿Qué dice la nueva Constitución?
En resumen, la vigente Constitución garantiza la participación de los pueblos en la toma de decisiones que tengan que ver sobre la explotación y comercialización de los recursos, considera al racismo y toda forma de discriminación como delitos y promueve el cuidado de la naturaleza, a la que llama Madre Tierra.
Con todo esto, es evidente que Bolivia es cada vez más soberana porque son sus ciudadanos los que participan y manifiestan su agrado o descontento con las decisiones que puedan tomarse o no en relación a una situación específica.
La decisión del gobierno de Evo Morales, de hacer participar a la población en una asamblea constituyente para que juntos establezcan las normas que regirían en el país fue demasiado acertada. Ahora, Bolivia es tal cual como se describe en su Constitución, es un país con una amplia y rica variedad de naciones que tomaron el control del Poder y juntas deciden qué es bueno y qué no para el país.
Un Estado es más fuerte cuando es soberano
Cualquier Estado del mundo debe ser independiente porque, de lo contrario, los países considerados como “superpotencias” o “países del primer mundo” aprovechan cada debilidad o conflicto interno para intervenir y, poco a poco, apoderarse de las empresas y riquezas locales, dejando de lado la crisis que supuestamente pretendían solucionar.
Así como Venezuela, Iraq, Siria y Afganistán, Bolivia también cuenta con riquezas naturales que son el objetivo de países como Estados Unidos. El gobierno de este país planifica estrategias para inmiscuirse en la situación política, social y económica de países pequeños o subdesarrollados y así lograr adormecer a los políticos locales, a quienes prometen ayuda económica, pero indirectamente piden algo a cambio.
Esa es la realidad que vivía Bolivia hasta antes de 2006, el intervencionismo y saqueo de las riquezas eran evidentes, bajo la aprobación y apoyo de políticos locales.
Volver al pasado, nunca más
Es necesario apoyar las políticas y medidas asumidas por el gobierno nacional para no retornar al pasado y tener que enfrentar de nuevo todas esas deficiencias y problemáticas que terminarían debilitando al país.
Es bueno considerar que mientras Bolivia sea soberana, viviremos con plenitud, resolviendo entre bolivianos todos los problemas que puedan surgir.

SARAWI (iremos juntos)
SARAWI (iremos juntos)